Home / Consejos - Masa Muscular / ¿Cómo Ganar Masa Muscular Cuando Eres Flaco?

¿Cómo Ganar Masa Muscular Cuando Eres Flaco?

Pautas Ideales para Flacos Que Buscan Ganar Masa Muscular

Para empezar es necesario aclarar que el cuerpo humano está compuesto por agua, grasa corporal que se divide en grasa subcutánea y grasa visceral, y masa muscular la cual es el volumen total del tejido corporal del músculo.

Ahora bien, a la masa muscular se le conoce también como el músculo esquelético, ya que en sí los tejidos mantienen el músculo unido al esqueleto, lo que nos posibilita mantener tanto la postura como realizar múltiples movimientos, razón por la cual es tan esencial su cuidado.

El incremento de la masa muscular es proporcional a las funciones del músculo, aunado al hecho de que te posibilita adquirir mayor resistencia y fuerza. Esto es muy conocido en el mundo fitness, ya que al obtener más masa muscular se genera una hipertrofia del músculo; es decir el tamaño del músculo aumenta su proporción de manera notable.

Para ganar masa muscular es indispensable seguir una dieta rigurosa de alimentos en conjugación a intensas actividades físicas, y esto es esencial que lo tengas en cuenta porque sin tal correlación podrías terminar causándote un desastre en tu cuerpo.

Si has oído hablar de que para las personas de complexión promedio es más fácil ganar masa muscular que para una persona delgada, no te mintieron. Sin embargo, eso no quiere decir que no podrás ganar masa muscular por lo que no debe generarte intranquilidad.

Naturalmente a las personas muy flacas les cuesta incrementar la masa muscular; en parte esto se debe al hecho de que su metabolismo suele ser más rápido y por ende queman las calorías a mayor velocidad, conoce a continuación Cómo Ganar Masa Muscular en 30 días si eres muy delgado.

Tips Para Ganar Masa Muscular

flaco-ganar-masa-muscular-ejemplo

En principio, para lograr la hipertrofia del músculo requieres hacer un cambio en tu estilo de vida; esto no consiste en dedicar las 24 horas del día a entrenar, pero sí debes adecuar tu nutrición y realizar ejercicios intensos.

Es esencial acrecentar el consumo de carbohidratos puesto que estos son tu principal fuente de energía. Ten presente que de no consumir suficientes carbohidratos terminarás por perder peso y alejándote de tu meta.

Hay quienes prefieren evitarse todo esto y saturarse de aminoácidos, esteroides y agotarse; lo contraproducente de ello es que cuando ya no tengas las grageas (pastillas) ni las inyecciones, todo lo que lograste avanzar desaparecerá en un parpadeo y eso sin considerar las terribles lesiones que le puedes ocasionar a tus músculos.

¡Calma las ansías! Si has sido delgado por tanto tiempo, no puedes pretender causar una hipertrofia a tus músculos de un día a otro; por el contrario podrías llegar a lesionarte con tanta presión. Tampoco debes alimentarte con comidas exclusivamente con grasas trans y gaseosas a fin de subir de peso, ya que esto es una explosión para el organismo y el peso no es proporcional a la masa muscular.

En relación a la alimentación, tienes que comer 6 veces al día, dividido en 3 comidas principales y 4 meriendas pesadas, organizadas de la siguiente manera: desayuno, merienda, almuerzo, merienda, cena y merienda (o medio batido).

Tu dieta nutritiva ha de ser rica en carbohidratos saludables como papa, arroz, granos, y afines; aunado a la ingesta de abundante proteínas, preferiblemente de carnes blancas, y sin olvidarte de los vegetales, los cuales te aportan grandes nutrientes.

En cuanto a los ejercicios, debes realizar poca cantidad de ejercicios aérobicos e incrementar los ejercicios anaeróbicos con mucho peso. Es indispensable precisar que tampoco debes erradicar de tu vida los ejercicios aeróbicos, ya que estos te ayudan a calentar los músculos y a prepararlos para los intensos ejercicios anaeróbicos.

La cantidad de repeticiones dependerá de tu objetivo; si deseas ganar fuerza debes hacer pocas repeticiones con mucho peso soportable y muchas series e incrementar el peso progresivamente. Pero si deseas ganar resistencia, entonces deberás trabajar con un peso soportable / moderado y mayor cantidad de repeticiones en menos series.

El cuerpo deseado no lo obtendrás de la noche a la mañana, pero siguiendo estos tips puedes alcanzar tus metas en menos de un mes. Eso sí, no debes entrenar más de 6 días a la semana, y tienes que alternar el entrenamiento de los músculos, de forma interdiaria para darle el suficiente descanso a los mismos.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *