3 Razones Por Las Que No Puedes Perder Peso

3 Razones Por Las Que No Puedes Perder Peso
¿Cuántas Estrellas Se Merece?

¿Has hecho todo lo posible para perder peso, pero por desgracia, los resultados no están siendo compatibles con el esfuerzo invertido?, ¿quieres saber qué estás haciendo mal?

Puedes sorprenderte acerca de las cosas que pensamos que estamos haciendo correctamente y que tenemos por “garantizadas”, aunque en realidad no sea así. A continuación, te mostramos los 3 motivos más comunes que pueden sabotear la pérdida de peso.

01

Estás Contando Calorías Instintivamente

Para perder peso debemos ingerir menos calorías, esto es lo obvio. El problema es que muchas personas no tienen la paciencia para pasar al papel cuántas calorías realmente están siendo consumidas y transforman la tarea en algo instintivo. Calcular “mentalmente” simplemente no funciona.

No podemos confiar en nuestro cerebro cuando el tema es la comida, pues siempre subestimamos lo que comemos y a menudo consumimos más de lo que necesitamos.

La única manera de evitar esto es perder algunos minutos extras por día registrando en papel o en nuestro celular la cantidad real de calorías que consumimos (incluso, existen aplicaciones para llevar mejor la cuenta).

02

Creer Que Por Realizar Ejercicios Aeróbicos se Puede Consumir “Lo Que Sea”

Muchas personas piensan que por estar realizando ejercicios aeróbicos la dieta no debe ser tomada tan en serio así. Un error fatal. Los ejercicios aeróbicos por sí mismos no son eficaces para perder peso y mucho menos van a compensar los errores en la dieta.

La inmensa mayoría de las personas fracasan en perder peso, ya que tienen pereza de realizar ejercicios aeróbicos o no lo hacen en cantidad suficiente, además de que no llevan una dieta equilibrada y saludable.

03

No Eres Paciente

Puede ser común el tener prisa y estar ansiosos por alcanzar nuestros objetivos. Sin embargo, el problema real es cuando la prisa y la falta de paciencia nos hace generar expectativas poco realistas, lo que es muy común en verano, donde varias personas piensan que van a conseguir cambiar su físico en cuestión de meses y cuando se dan cuenta de que las cosas no son así, terminan por darse por vencidos y abandonan el entrenamiento (o la dieta).

La mejor manera para alcanzar tu objetivo es no poner plazos, sobre todo porque no va a ser posible llegar al objetivo deseado y después volver a los hábitos antiguos (ganando toda la grasa perdida); es mejor adecuarnos de una vez por todas a un estilo de vida saludable.


Deja un comentario

Pin It on Pinterest