4 Razones por las Que Nunca Podrás Conseguir Ganar Masa Muscular

4 Razones por las Que Nunca Podrás Conseguir Ganar Masa Muscular
¿Cuántas Estrellas Se Merece?

Por más descorazonador que esto pueda parecer, la verdad debe ser dicha: muchas personas cultivan ciertos hábitos y comportamientos que simplemente destruyen todas sus posibilidades de conseguir ver algún resultado en el gimnasio.

Y muchas veces, por lógica, estas personas saben que están haciendo algo contraproducente, pero aún así insisten en el error pensando que algún milagro va a intervenir en algún momento.

A continuación, te presentamos 4 razones por las que nunca podrás conseguir ganar masa muscular:

Razón Nº 1 / Mala Genética

razon-genetica

Primero, para tener una genética malo necesitas tener mucha mala suerte; ya que tener una genética basura es tan raro como tener una buena genética, y hay muchos motivos (mucho más comunes y probables) que explican la falta de resultados, como una dieta inexistente, entrenamiento pobre, falta de compromiso, entre otros.

Y a pesar de tener una genética horrible, debes de entender que cuentas con esa genética y punto, aceptar el hecho. Así, podrás empezar a trabajar con lo que tienes y tratar de progresar poco a poco.

Independiente de lo mal que sea tu genética, es posible generar progreso, solo ten en mente que esto no sucede de la noche al día. Y para ello deberás ser paciente y disciplinado.

Razón Nº 2 / Compararse con Otros

razon-comparaciones

Compararse con otros puede ser un cuchillo de dos filos; puedes utilizar esto como inspiración para mejorar, o – lo que a menudo sucede – puedes sentir que el mundo conspira en tu contra y sólo favorece a otros. Esta es una forma muy triste de vivir y puede acabar con cualquier objetivo que tengas en la vida.

Puede que veas a un tipo todo músculos, con un cuerpo armonioso, y también querrás ser de esa manera, pero por algún motivo, parecerá imposible. El único detalle es que esta persona ya se entrena desde hace 14 años, paga un nutricionista deportivo mensualmente y hace uso frecuente de drogas anabólicas.

Por ello, por más cliché que esto parezca, necesitas centrarte en ser mejor que tú mismo y no tomar a los otros como referencia en relación a tu entrenamiento y tu progreso.

Razón Nº 3 / “No Tener la Suficiente Motivación”

razon-motivacion

Motivación y ganar masa muscular son dos cosas que no combinan. ¿Por qué? Porque en la mayor parte del año no te sentirás motivado para ir al gimnasio y seguir la dieta. Y la verdad es que esto es la cosa más natural del mundo. Todos tenemos momentos de pereza y de desánimo.

La diferencia es que los ganadores van a entrenar a pesar de ello, y los perdedores dan la excusa de que han faltado porque la motivación se acabó.

La motivación es un mito. Quizás, en el mejor de los casos, es algo extremadamente volátil; y nuestro entrenamiento y progreso no debe depender de ello.

Razón Nº 4 / Eres un Profesional con las Excusas

razon-excusas

No es posible que seas bueno en nada en la vida si eres el mejor en dar excusas (aunque sean originales). Tu cuerpo no entiende si tienes problemas financieros y no puedes seguir la dieta, o si tienes que trabajar hasta tarde y no puedes entrenar, si no entrenas y sigues una dieta de todos los días, no vas a ganar masa muscular y punto. Si no lo consigues, es una pena.

Crear excusas no cambia nada. Si realmente quieres algo, debes esforzarte por conseguirlo.

Conclusión

  1. No importa cuán mala o buena que sea tu genética, vas a tener que entrenar duro para alcanzar tus objetivos.
  2. Compararte con otras personas no aporta beneficios reales, como dice el dicho: cada persona es un mundo.
  3. Tu motivación o desmotivación para entrenar no importa, al final todo va a depender de tu disciplina.
  4. Tus disculpas no significan nada para el universo. Entrena (o no lo hagas) y acepta las consecuencias.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest