¿Cómo Ganar Masa Muscular Si Eres Flaco?

¿Cómo Ganar Masa Muscular Si Eres Flaco?
¿Cuántas Estrellas Se Merece?

¿Cómo Ganar Masa Muscular Si Soy Flaco?

Ganar masa muscular cuando se es flaco o delgado, quizás sea el objetivo más deseado en el mundo de las pesas y el fitness. Es la joya de la corona. Sin embargo, no todas las personas logran cumplir ese anhelo.

Y es que el aumento de la masa muscular requiere de esfuerzo y constancia. Es un proyecto a largo plazo. Si piensas que este camino será una suerte de carrera de velocidad, estás equivocado: Es un maratón.

De hecho, ganar masa muscular puede ser cuestión de años, de lustros. Pero si apenas estás iniciando el sendero hacia ese objetivo, no tienes de qué preocuparte. Con disciplina y buena información puedes alcanzar tu meta más rápido que la mayoría de las personas. Sigue estos consejos y verás grandes resultados en pocos meses.

Una Rutina Potente

A continuación te daremos algunos pasos que puedes seguir, pero recuerda que el mundo de las pesas tiene cientos de ejercicios y métodos y cada uno tiene un fin específico y además fueron creados para potenciar el físico de personas con diferentes características y edades.

Primero lo primero, para empezar lo más recomendado es que cumplas un Régimen de Entrenamiento Enfocado en la Hipertrofia (8 a 10 repeticiones), esto claro después de dos semanas de haber iniciado con los entrenos, esto para evitar las agujetas severas. Para esto será una excelente idea asesorarte por un experto, en la mayoría de los gimnasios te podrán elaborar una rutina según tus metas.

Volviendo al punto del entrenamiento dirigido a la Hipertrofia, este tipo de rutina básicamente se basa en conseguir una máxima exigencia para llevar los músculos al límite.

ganar-masa-musuclar-flaco-entreno

Los ejercicios tradicionales es decir, los que se realizan con mancuernas y barras libres son los más eficaces en este caso. Utiliza un peso desafiante el cual puedas manejar y siempre enfócate en hacer movimientos de calidad.

La idea es que canses tus músculos. Si sientes que todavía están “frescos”, ajusta tu entrenamiento y aumenta la intensidad. En caso de que en las primeras series hayas realizado un gran esfuerzo y te sientes bastante agotado puedes bajar un poco los pesos para que logres cumplir con la rutina preestablecida. Lo importante es que sientas que tus músculos están en su máxima expresión antes de que finalices la sesión.

Para que evites saltarte algún ejercicio o excluir ejercitar un músculo, siempre ten a mano un diario o libreta. Si es posible ten escrita –detalladamente- tu rutina y ve techando los ejercicios que ya hayas realizado.

Además, esto también te servirá para mantener un orden en tu faceta como pesista. Anota los pesos que empleaste, la cantidad de repeticiones, el descanso entre ellas. ¡No olvides ningún detalle!

Es importante que antes de iniciar cada semana, revises cuáles son tus récords y tu rendimiento. Por supuesto, intenta superarte constantemente.

Calidad es Mejor que Cantidad

Debes realizar los ejercicios con la adecuada tal y como dicen los manuales. Busca los ángulos que se indican, la postura correcta. En el mundo de las pesas, la calidad es mejor que la cantidad, tanto en cantidad de repeticiones como en cantidad del peso que se quiere levantar.

También debes evitar los ejercicios de poco recorrido. A pesar de que te permitirán alzar más pesos, sus resultados no son tan palpables como los que otorgan los ejercicios de rango completo.

Como ya debes saber, evita jalones o tomar impulso. Este tipo de “trampas” le quitarán eficacia al entrenamiento ya que tu músculo recibirá un menor impacto así hayas hecho una serie con un peso enorme de fisicoculturista.

Cuando se llega a un gimnasio por primera vez siendo tan delgado y al observar a otros como levantan pesos mayores, la tentación por querer equiparse es grande, sin embargo deberás ser fuerte mentalmente y aceptar que si no te encuentras listo para dicho peso será el momento para tomar la decisión por un peso menor sin ninguna clase de vergüenza.

Cambia tu Estilo de Vida

flaco-ganar-masa-muscular-ejemplo

En principio, para lograr la hipertrofia del músculo requieres hacer un cambio en tu estilo de vida; esto no consiste en dedicar las 24 horas del día a entrenar, pero sí debes adecuar tu alimentación, y tal y como se detalló anteriormente, realizar ejercicios intensos.

Lo cierto es que el gimnasio no lo es todo. Debes tener presente tu meta (ganar masa muscular) en todo momento.
Cuando comas, ten presente todo el esfuerzo que has realizado en la sala de pesas. Recuerda el “Por Qué” estas comiendo lo que estas comiendo (la razón).

Sobre todas las cosas, evita la comida chatarra. El licor y el tabaco tampoco son aliados si lo que quieres es incrementar tu masa muscular ¡Descártalos!

Por otro lado, es esencial incrementar el consumo de carbohidratos puesto que estos son tu principal fuente de energía. Ten presente que de no consumir suficientes carbohidratos terminarás por perder peso y alejándote de tu meta.

Tu dieta nutritiva ha de ser rica en carbohidratos saludables como papa, arroz, granos, y afines; aunado a la ingesta de abundante proteínas, preferiblemente de carnes blancas, y sin olvidarte de los vegetales, los cuales te aportan grandes nutrientes.

Una buena recomendación es comer 6 veces al día, dividido en 3 comidas principales y 4 meriendas pesadas, organizadas de la siguiente manera:

  1. Desayuno
  2. Merienda
  3. Almuerzo
  4. Merienda
  5. Cena
  6. Merienda o medio batido

También debes ser metódico en tu día a día. Planifícate de una manera que te permita dormir lo suficiente, al menos ocho horas. Mientras descansas, tus músculos tendrán una mayor regeneración y así estarán listos para una mejor sesión de entrenamiento.

Las Cosas Buenas Llevan Tiempo

Hay quienes prefieren evitarse todo esto y saturarse de aminoácidos, esteroides y agotarse; lo contraproducente de ello es que cuando ya no tengas las grageas (pastillas) ni las inyecciones, todo lo que lograste avanzar desaparecerá en un parpadeo y eso sin considerar las terribles lesiones que le puedes ocasionar a tus músculos.

¡Calma las ansías! Si has sido delgado por tanto tiempo, no puedes pretender causar una hipertrofia a tus músculos de un día a otro; por el contrario podrías llegar a lesionarte con tanta presión. Tampoco debes alimentarte con comidas exclusivamente con grasas trans y gaseosas a fin de subir de peso, ya que esto es una explosión para el organismo y el peso no es proporcional a la masa muscular.


Deja un comentario

Pin It on Pinterest