¿Flaco y Con Barriga? – 5 Consejos Simples para Resolver el Problema

¿Flaco y Con Barriga? – 5 Consejos Simples para Resolver el Problema
¿Cuántas Estrellas Se Merece?

Ser delgado/flaco y con barriga, también conocido como el famoso “falso delgado”, es más común de lo que te imaginas. Es decir, esa dificultad para ganar masa muscular, brazos marcados, hombros fuertes y, curiosamente, gran facilidad para acumular grasa en el vientre.

Muchas personas realmente tienen una genética favorable para la acumulación de grasa en el vientre, pero la mayoría simplemente está causando la situación.

En este texto veremos consejos simples que si se aplican con disciplina en el día a día, van a contribuir para que el problema disminuya o desaparezca por completo.

01

Necesitas Mejorar Tu Dieta Con Urgencia

flaco-barriga-comida-chatarra

Independiente de si la culpa de es de la genética o no, la mayoría de las personas que encajan en el perfil del delgado con barriga, el 99% de las veces, suelen tener malos hábitos alimenticios.

Esto a menudo implica hacer una dieta rica en alimentos procesados, comida chatarra, dulces, azúcar refinada, grasas trans y el uso frecuente de alcohol.

Un combo perfecto para aumentar la inflamación corporal, subir el cortisol, disminuir la testosterona y aumentar el estrógeno.

¿Y adivina qué tipo de ambiente proporciona esta combinación?
La acumulación de grasa localizada específicamente en el estómago y dificultad para ganar masa muscular.

¿Qué coincidencia, no?
El primer paso para dejar de ser un delgado con grasa localizada en el abdomen es empezar a mejorar los hábitos alimentarios.

Sin eso, nada, digo NADA, va a revertir esta situación.
Si en la mayor parte del tiempo comes un montón de basura, esto siempre va a afectar a tu sistema endocrino y a tu salud como un todo, facilitando que el problema se produzca y continúe.

Es necesario consumir alimentos naturales y ricos nutricionalmente la mayor parte del tiempo.
Y no pienses que necesitas vivir una vida de privaciones. Si el 80% de tu dieta es correcta, sinceramente no importa lo que hagas con los 20% restantes, ya que lo principal está siendo tomado en serio.

02

Jamás Adoptes el Mantra “Comer Igual que un Monstruo”

flaco-barriga-comer-exceso

Si acumulas grasa fácilmente en el abdomen, y no sale de allí por nada. Esto es una fuerte señal de que, además de otros factores ya mencionados, tu sensibilidad a la insulina no es de las mejores.

De forma resumida, cuanto peor es tu sensibilidad a la insulina, mayor serán las posibilidades de que los nutrientes ingeridos sean almacenados en forma de grasa.

Ahora imagina que una persona que no tiene buena sensibilidad a la insulina, ya que tiene facilidad para acumular grasa abdominal, sigue el mantra que mencionamos con anterioridad.
Si se hace esto, además de que no mejorarás la ganancia de masa muscular, vas a empeorar en todo.

En la práctica, lo que va a suceder es que acumularás mucha más de grasa que ganar masa muscular, y en el largo plazo empeorarás el problema. Además de que la poca masa muscular que ganarás, probablemente, se perderá durante la fase de quema de grasa.

Entonces, ¿qué hacer en estos caso?

Calcula tu porcentaje de grasa corporal, si está por encima de 15% enfócate en la pérdida de grasa como un todo (independiente de que parezcas ser delgado).

Pero si el porcentaje está por debajo de 15%, puedes centrarte en la ganancia de masa muscular, a través de una dieta rica en alimentos naturales y con un superávit calórico pequeño.

03

Ejercicios Aeróbicos en Exceso

flaco-barriga-ejercicios-aerobicos

Es muy común que los falsos delgados traten de resolver el problema a través de la inclusión excesiva de aeróbicos en la rutina.

Ya que incluir un poco de aeróbico en la rutina traerá beneficios como:

  • Mejora la sensibilidad a la insulina
  • Aumento en la velocidad del metabolismo
  • Quemar algunas calorías

Si haces aeróbicos de más, es muy probable que estés empeorando el problema.
¿Cómo? En primer lugar, los ejercicios aeróbicos son una herramienta sobrevalorada para perder grasa.

Nuestro cuerpo se adapta muy rápido a los aeróbicos y necesitarás aumentar cada vez más la duración y la intensidad para extraer los beneficios en lo que respecta a la quema de calorías.

Y cuanto más aeróbicos haces, más se interfiere en la hipertrofia y se facilita la pérdida de masa muscular.

Cuanta menos masa muscular tengas, más grasa será evidente, más blando será tu cuerpo, y esto impactará en tu metabolismo.

Esto empeora cuando el exceso de aeróbico es realizado en conjunto con algún tipo de dieta que corta calorías drásticamente (lo que es aún peor para el aumento de masa muscular).

Por supuesto, puedes incluir ejercicios aeróbicos moderados en la rutina, por ejemplo hacer dos o tres sesiones de 20-30 minutos por semana, lo que no ocasionará mayores problemas.

Lo que debes de olvidar es ser un fanático de los aeróbicos que piensa que solo esto será necesario para quemar grasa abdominal.

La dieta siempre es el método más rápido y eficiente para quemar grasa, y los ejercicios aeróbicos siempre serán el “suplemento”.

04

Entrenar con Peso

flaco-barriga-levantar-pesas

Uno de los métodos más fáciles para evitar ser un delgado con grasa localizada en el vientre es entrenar con peso.
A partir del momento en que empezamos a entrenar con sobrecarga, nuestro cuerpo comienza a sufrir numerosas adaptaciones para superar las nuevas situaciones impuestas.

Varias de estas adaptaciones implican aumentar la producción de hormonas anabólicas como la testosterona y la hormona del crecimiento.
Sucede que estas hormonas también favorecen (y mucho) la quema de grasa.

Además, el entrenamiento con pesas es el mejor indicador para que el cuerpo envíe los nutrientes ingeridos a los músculos (y para que no se almacenen en forma de grasa).
Es por eso que el entrenamiento con pesas aumenta la sensibilidad a la insulina.

05

Controlar el Estrés y Tener un Estilo de Vida Saludable

flaco-barriga-vida-saludable

Si fuera posible poner la culpa de la acumulación de grasa abdominal en una sola hormona, esta hormona con certeza sería el cortisol.
Para quien no lo sabe, el cortisol es comúnmente conocida como la hormona del estrés.

Esta hormona se libera cada vez que nos encontramos con una situación estresante para el cuerpo sin embargo necesitamos de ella en nuestro diario vivir para situaciones que así lo requieran.

El problema es cuando liberamos demasiado cortisol y por mucho tiempo (de forma sostenida).

Esto hace que la insulina también se mantenga alta, haciendo que los niveles de azúcar suban y facilitando las compulsiones por alimentos calóricos y ricos en azúcar que nos proporcionen placer inmediato.

El cortisol alto también derriba los niveles de testosterona, lo que favorece la acumulación de grasa.
Básicamente, el cortisol crónicamente alto va a aumentar la probabilidad de que se produzca compulsiones por alimentos calóricos, al mismo tiempo que crea un ambiente propicio para ganar grasa.

Con esto en mente, libérate de situaciones estresantes siempre que te sea posible. Lo admito, muchas veces esto es fácil, pero lo que sí deseo hacer es establecer una relación entre los niveles de estrés y la pérdida de grasa abdominal.

Además, considera que los malos hábitos como dormir poco, el uso de drogas ilícitas y lícitas, y ejecutar los elementos de esta lista con frecuencia, también mantendrá el cortisol en porcentajes altos.

En definitiva, evitar agentes estresantes innecesarios y llevar una vida saludable, es esencial, no sólo para evitar el cortisol en exceso, sino para evitar la acumulación innecesaria de grasa en el vientre.


Deja un comentario

Pin It on Pinterest